Rutas temáticas por el interior de la Costa Blanca

Turismo sostenible por el corazón de Alicante

Ibi

Ibi es el destino preferido para los visitantes que quieran aventurarse tierra adentro como una alternativa a las playas del Mediterráneo.

El municipio está situado a los pies del monte Teixereta, entre los cerros de Santa Lucía y San Miguel, coronados por sendas ermitas. Enclavado en el entorno natural de la Hoya de Castalla, limitada al norte por la Sierra de Onil y Biscoy, al sur por la sierra del Maigmó, al este por la sierra del Cuartel y Peñarroya y al oeste por la sierra de la Argueña y del Reconco.

El régimen climático del municipio es mediterráneo pero con una marcada influencia continental, con inviernos algo más duros que en la zona costera y no muy lluviosos.

Hasta el siglo XIX la principal fuente de ingresos había sido la agricultura, a la que se unió la industria artesanal de hilados y el comercio del hielo. De esta última actividad derivaría la industria heladera, que tuvo un rápido crecimiento por toda la geografía nacional y parte del extranjero.

Desde principios del siglo XX, cuando los hermanos Payá fabricaron el primer juguete, existen industrias y talleres especializados en su fabricación, por lo que Ibi y su entorno en la actualidad es conocido como el Valle del Juguete.

Al adentrarse en sus calles, apreciará los diferentes estilos arquitectónicos y el inconfundible sabor de las villas mediterráneas. Recorriéndolas, descubriremos los más variopintos establecimientos que nos invitarán a degustar nuevas sensaciones para el paladar.

Al atractivo etnográfico por su tradición industrial se suman parajes de gran belleza, que reflejan perfectamente los ecosistemas típicos del interior de la provincia de Alicante y ofrecen la oportunidad de realizar diversas actividades de montaña como la práctica del senderismo.

Ibi es también un lugar donde priman las tradiciones, los eventos deportivos, culturales y las actividades lúdico-festivas. Mención aparte merece el capítulo de fiestas en Ibi, que salpican el calendario de actos singulares.

Museo Valenciano del Juguete

El Museo Valenciano del Juguete se ubica actualmente de forma provisional en la Casa Gran mientras se acondiciona la primitiva fábrica de los Hermanos Payá, que será el edificio que lo albergue definitivamente. Esta instalación todavía conserva maquinaria, útiles y herramientas con los que se fabricaron los primeros juguetes desde 1902.

Este museo ofrece al visitante una impresionante colección propia,  formada por juguetes fabricados en Ibi desde principio de siglo, junto a multitud de piezas venidas de otros países que trabajaron en este mismo campo.

Por su atractivo y orientación al público más joven, se trata de uno de los espacios museísticos de mayor éxito de la Comunidad Valenciana, con una cifra de visitantes que supera los 22.000 al año.

Que más visitar en Ibi

A la salida del museo se puede realizar un paseo por el casco antiguo, conocido como Les Costeretes, cuyas empinadas calles de arquitectura mediterránea tradicional  concurren en la Plaza de la Iglesia.

El barrio antiguo lo conforma una serie de callejuelas empinadas en la ladera del cerro de Santa Lucía, la ermita en su honor se divisa desde distintos puntos de la población y conforma una de las imágenes más emblemáticas de Ibi.

La Iglesia de la Transfiguración del Señor, a la que se llega fácilmente deambulando  por Les Costeretes, se asienta sobre la planta de un edificio anterior y no fue terminada hasta principios del siglo XVII. A cada lado de la fachada principal se alzan dos torres simétricas y sobre el crucero luce una gran cúpula cubierta con teja de cerámica vidriada de color azul.

El interior alberga frescos de Joaquín Oliet (1828) y las tallas, entre otras, de los patrones de Ibi, El Salvador y la Virgen de los Desamparados.

Merece también una visita la Ermita de San Vicente, que alberga  frescos del siglo XVI representando la coronación de la Virgen, así como un bello retablo de madera tallada y policroma, ambos expuestos.

A pocos metros de Plaza de la Iglesia se encuentra el Archivo Municipal, enclavado en un edificio que en su día fue una Lonja del siglo XVII.

En la Plaza Dels Geladors, en el perímetro externo del caso antiguo, destaca el Monumento al Helado Artesano, obra del escultor gallego Magín Picallo, erigido en 1991 en honor a la profesión y a los pioneros de esta actividad.

La villa juguetera de Ibi cuenta también con el único monumento del país dedicado a los Reyes Magos, sito en la plaza del mismo nombre.

Por cualquiera de las calles aledañas a la zona antigua se accede a la popular Plaça la Palla, que antaño fuera lugar de concentración de caballerizas, establos y graneros a la sombra de gigantescos árboles.

Hoy en día dos plátanos de gran tamaño se yerguen como testigos inmóviles de los avatares y esparcimiento de las gentes que habitan este pueblo. Dicha plaza nos ofrece también la oportunidad de poder degustar en varios establecimientos el helado artesano como muestra fehaciente del prestigio aireado por generaciones a lo largo y ancho de la geografía de nuestro país y fuera de él.

Entidades que participan en SHIFT: