Rutas temáticas por el interior de la Costa Blanca

Turismo sostenible por el corazón de Alicante

Poble Nou de Benitatxell

El Poblenou de Benitatxell está situado en la comarca de la Marina Alta. El Alto de LLorença separa el término en dos zonas diferenciadas: el casco urbano y un escenario de suaves promontorios abancalados, y la costa, muy montañosa, con grandes y abruptos acantilados entre los que aparecen pequeñas calas.  

Aunque el litoral de Benitaxell alberga hermosísimas calas, como la de Llebeig, la del Moraig y la nudista de los Tiestos, es de orografía escarpada y difícil, por lo que acogió hasta no hace mucho la peligrosa actividad de las Pesqueras, consistente en la pesca a mano sentado en una plataforma de cañizo colgando de los acantilados, a la que se llegaba meduante una escalerilla de cuerda.

La historia conocida de estas tierras comienza hace unos 18.000 años, como indican los restos hallados en la Cova del Moro. Diversos yacimientos prehistóricos, ibéricos, romanos y andalusies explican la ocupación del territorio a lo largo de estos periodos hasta llegar a la conquista catalano-aragonesa del año 1244.

Los avatares históricos conducirán al abandono de la Alquería de Benitatxell, que sería refundada en 1698, de ahí el nombre de Poble Nou de Benitatxell. Durante todo este largo período, Benitatxell formaba parte del Marquesado de Denia.

En la actualidad se conserva un rico paisaje de cultivos de almendros y uva moscatel, salpicado de riuraus, típicas construcciones agrícolas donde se seca la uva pasa.

El núcleo urbano, situado sobre un altozano, está alejado de la costa. Conserva todavía un aspecto de pueblo tradicional y concentra una importante actividad de servicios y atenciones al turismo y a los residentes de las variaas urbanizaciones construidas en los alrededores.

Cala del Moraig

Playa aislada, tiene 250 metros de longitud por 40 metros de anchura, cuya composición es de bolos y grava. Esta cala tiene acceso por carretera y dispone de servicios turísticos.

La Cova dels Arcs se encuentra en el extremo meridional de la Cala del Moraig y es uno de los mejores ejemplos de drenaje de un sistema kárstico que ha pasado de condiciones continetales a submarinas. La acción del oleaje ha horadado las paredes de la cueva formando arcos litorales.

La Falla del Moraig o del Riu Blanc, es un ejemplo de falla normal que discurre paralela a la Cala del Moraig, pasa por la Cova dels Arcs y llega hasta el mar. Bajando la carretera que da acceso a la Cala del Moraig, se encuentra a la derecha el sendero que conduce hasta una sima, desde la que se puede observar una superficie de falla. Se trata de una espectacular pared rocosa estriada casi vertical. Su apariencia pulida y las estrías formadas por la fricción de los bloques indican la dirección de desplazamiento.

Río subterráneo del Moraig o Riu Blanc. Es una surgencia submarina de agua dulce salinizada por la que descarga el acuífero de Benissa. Esta cavidad consiste en una galería amplia de la que parte un conducto principal que se ramifica en profundidad. Las exploraciones realizadas por espeleólogos submarinistas han permitido reconocer 2 km de conductos totalmente sumergidos que llegan a una profundidad de 60 m. bajo el nivel del mar. Su laguna de salida se sitúa junto a la pared vertical de la Falla Moraig.

Qué más visitar Poble Nou de Benitatxell

El núcleo urbano, situado sobre un promontorio, aún conserva el carácter y la estructura típicos de un pueblo tradicional mediterráneo. Su estructura básica es la propia de las construcciones árabes: calles estrechas y pendientes sobre pequeñas lomas y estribaciones. Las paredes posteriores de las primeras casas formaban, junto con la Iglesia, un recinto amurallado con dos únicos accesos, uno de los cuales, el Portalet, todavía se conserva.

En el punto más alto del pueblo, detrás de una pequeña plaza, se encuentra la Iglesia de Santa María Magdalena, del siglo XVIII. El interior es magnifico, de estilo neo-barroco con rasgos clásicos. La tosca fue añadida a la fachada en 1954 y el exterior es equilibrado y simple.

El Oratorio Jaime Llobell es un edificio formado por una pequeña capilla, un patio y unas aulas. Fue construido por el sacerdote Jaime Llobell, que donó este edificio a finales del siglo XIX con el objetivo de dar asistencia y promoción humana a los habitantes de la época.

El municipio despone de un Mercado Cubierto, equipado con plazas de estacionamiento y que abre todos los días. El mercado al aire de Benitaxell, se celebra cada miércoles por la mañana, y se ubica en la misma calle que el cubierto.

Todo el litoral de Benitaxell es fascinante. Consta de playas y recoletas calas, pero, sobre todo, de un accidentado paisaje rico en flora y fauna autóctonas.

A parte del propio relieve costero, a lo largo del mismo podemos encotrar fiversos atractivos de interés turístico y paisagñistico, como por ejemplo las Cuevas, construcciones de piedra seca adosadas a la pared rocosa de los acantilados, ocupadas ocasionalmente por pescadores y agricultores que acudían a cultivar las pequeñas franjas de tierra disponibles, o por contrabandistas que esperaban ocultos la llegada de laúdes o balandros.

Las cuevas se conocen por el nombre de sus propietarios: Cova de Les Morretes, Cova del ti Domingo l’Abiar, Cova de Pepet del Morret y Cova del ti Toni el Senyalat.

Igualmente interesantes son las Pesqueras. Un conjunto de cuerdas y escaleras con las que se descendía por el acantilado y, desde donde se pescaba durante la noche sobre un saliente de la roca o un cañizo a modo de plataforma sujeto al acantilado por cuatro tirantes de cuerda. Fueron armadas por primera vez a finales del siglo XIX y principios del XX. Una simple excursión en barca por el litoral permite contemplar el sobrecogedor aspecto de estas inigualables construcciones.

Entidades que participan en SHIFT: