Rutas temáticas por el interior de la Costa Blanca

Turismo sostenible por el corazón de Alicante

Gastronomía tradicional

Como no podía ser de otra manera, el carácter fronterizo de las poblaciones incorporadas a la ruta de los Castillos Almohades les confiere el rasgo de ser nexo de unión entre la Meseta y el Mediterráneo, entre los Reinos de Castilla y Valencia, lo cual ha tenido su reflejo en la gastronomía local.

La cocina de la zona se caracteriza por la influencia de estas dos grandes tradiciones culinarias, las que han dado origen a un hacer tradicional muy vinculado a las gentes del campo y a los productos que allí se obtenían, teniendo como resultados platos sencillos y populares manchegos, como la Gachamiga o el Gazpacho, y mediterráneos, como el arroz.

Por ejemplo, el plato estrella en Castalla es el Gaspatxo. Diversos establecimientos de la localidad lo preparan y es bien conocido en toda la provincia de Alicante. Se elabora con tortas ácimas (sin levadura) desmigadas en pequeños trozos, carne abundante y variada, setas, caracoles, así como tomate y cebolla sofritos. Se aromatiza con pebrella  (thymus piperella) para darle el sabor que le caracteriza.

Degustar unos buenos Gaspatxos es todo un ritual además de un placer para los paladares. Primero se vierten sobre una torta de levadura cocida sobre las brasas de un horno, acompañado con un buen vino tinto y all i oli. Como postre se emplea un pedazo sobrante de torta que se unta con miel y se acompaña con un vaso de tomillo silvestre.

Otro plato de origen manchego muy popular en Villena es el Triguico, típicamente invernal. Se cocina con trigo picado, cerdo, pencas, alubias coloradas y nabos. También son muy apreciados también en esta ciudad el relleno, el arroz y pata, los caracoles y las habas.

Por el lado mediterráneo, goza de popularidad la paella con conejo  y la Borreta de bacalao de Biar, así como el arroz caldoso de Sax.

En cuanto a la repostería, panaderías y pastelerías, la mayoría con horno en la trastienda, despachan una variada y rica selección de pastas y dulces, como rollitos de vino, anís  o aguardiente, coquetes, rosigones, rajadillos, mostachones, sequillos, pastissets de moniato, toñas, madalenas de almendra, almendrados, etc.

En Castalla, entroncada con la tradición heladera de la zona del interior de Alicante, se puede saborear el mantecao, como se denomina en la zona al helado artesano de calidad.

Entidades que participan en SHIFT: